Junior Jein: ¿Quién era el artista urbano del Pacífico asesinado en Cali?

Junior Jein: ¿Quién era el artista urbano del Pacífico asesinado en Cali? post thumbnail image

A Junior Jein todo el mundo le reconocía que él era el dueño del sabor. El pionero de la música urbana del Pacífico que conquistó a Cali -y Colombia- al ritmo de “Puro Vacilón”. Publicista graduado de la Universidad Santiago de Cali, el ‘Caballo’, como lo conocían en el mundo artístico, se abrió paso, siempre con su sello de rastas en el pelo y un vozarrón envidiable.

Bonaverense de nacimiento, pero caleño de corazón. Participó en varios realitys show y se convirtió en un embajador de su tierra natal. Hasta los jugadores de la Selección Colombia se les vio coreando sus canciones.

El inicio de su carrera estuvo marcada por la influencia norteamericana del Hip – Hop, luego experimentó en el rap, pero fue la mezcla de ambos sonidos, más el golpe musical que solo se da en Buenaventura que lo llevaron a la fama.

Los jóvenes artistas lo reconocían como el pionero, y él así se presentaba. En su carrera fue padrino de varios artistas locales como la agrupación Son de AK, con quien grabó varios éxitos entre ellos “Turin – Turán”, un sencillo que se convirtió casi en una bandera musical en las calles del principal puerto sobre el Pacífico colombiano.

Luego probó suerte en el reggaetón y grabó con varios artistas. Posteriormente incursionó en la salsa choke, ese ritmo contagioso que nació en el Distrito de Aguablanca de Cali, donde la mayoría de población es afrodescendiente, del Pacífico colombiano. Junior Jein era más que artista, era un símbolo de esa Colombia negra oprimida que se expresa a través del arte de danzar.

En su carrera, más allá de algunos cruces de palabras con otros artistas, no tuvo escándalos mediáticos, ni problemas con la justicia. Pero en sus canciones sí era crítico de la situación de su pueblo y de cómo el racismo estructural afecta aún a las comunidades negras.

En una de sus últimas canciones colaboró con varias artistas para retratar el dolor por el brutal asesinato de cinco adolescentes negros en Llano Verde, suroriente de Cali. “Nada la vida de los negros no vale nada”, cantó Junior Jein metido en un ataúd en medio de un cañaduzal.

Su vida era un constante viaje entre Buenaventura y Cali, dos ciudades profundamente golpeadas por la violencia en estos últimos meses. La primera presenta una disputa interna entre reductos de la banda narcotraficante La Local, que ha generado constantes combates urbanos en barrios de la periferia y un número elevado de asesinatos, y la segunda cerró mayo con 163 muertes violentas, 46 por ciento más en comparación con el mismo mes del año anterior.

Hoy Junior Jein hace parte de las cifras de asesinatos en Cali. Esta madrugada mientras estaba en una discoteca del sur de la ciudad, llamada A otro nivel, dos sicarios lo atacaron con arma de fuego. El artista quedó tendida afuera del establecimiento nocturno y, aunque fue trasladado, a un centro asistencial, murió producto de la gravedad de las heridas.

Por su parte el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, informó que los presuntos asesinos del cantante fueron capturados. “La muerte de Junior Jein conmociona y visibiliza aún más el reto que tenemos todos de proteger la vida. Aunque sus asesinos están capturados, se debe esclarecer quién y porqué encargó este crimen. A su familia y a todo el pueblo del Pacífico nuestras condolencias y solidaridad”.

Hoy la música urbana colombiana llora a uno de sus más grandes interpretes.

Impactos: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Post